Las mujeres embarazadas están legalmente protegidas contra el acoso y la discriminación en el ámbito laboral.

 

Un patrón no puede acosar a una mujer por su embarazo o porque ha quedado embarazada. Generalmente, la conducta ilícita debe ser considerada grave y omnipresente para ser enjuiciable. También es ilegal que un patrón discrimine en contra de a una empleada con motivo del embarazo. Sencillamente, un patrón no debe negarse a contratar, degradar (o modificar los términos del trabajo), fallar en dar una modificación razonable en el trabajo, o despedir a una mujer porque está embarazada o porque piensa embarazarse.

En California, una mujer quien ha sufrido discriminación por embarazo sólo tiene un año para perseguir acción legal o puede ser prohibida para siempre de hacerlo.
Si usted cree que ha sido víctima de acoso o discriminación por su embarazo, haga clic aquí para contactar inmediatamente al Liberty Law Office.



Organizations & Awards

Our Address & Phone

1970 Broadway, #700
Oakland, CA 94612

Oakland (510) 645-1000
San Francisco (415) 896-1000